Las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales

La naturaleza nos provee de materia prima sanadora. Los aromas de las plantas y flores se han usado desde épocas ancestrales. Los antiguos egipcios los usaban para temas emocionales, los Griegos ya sabían que las esencias protegían contra las enfermedades, y entre el siglo 14 y 16 los fabricantes de guantes que usaban aceites aromáticos así como los curas que usaban mirra fueron protegidos contra enfermedades como la plaga.  A partir de los 1920  el químico Maurice Gattefosse  estudia las propiedades terapéuticas de los aceites esenciales. Los aceites esenciales están presentes en las hojas, tallos, cáscaras, raíces y flores para proteger a la planta de plagas y hongos y para atraer o repeler la polinización de algunos insectos, y protegen contra el frío o el calor. Los aceites esenciales se extraen por métodos de destilación con vapor o agua, a través de maceración en aceites, o presión en frío.

Anuncios