Quemaduras

Para las quemaduras de piel;Hace un mes me quemé con la tapa de una sartén. Me puse agua fría y hielo para bajar la temperatura de la piel. La quemadura se llenó de ámpulas y me ardía. De inmediato coloque aceite esencial de lavanda directo sobre la herida y lo hago dos a tres veces al día. Si bien aún hay una mancha en mi dedo, lo qué hay es mínimo. Esto habla del poder cicatrizante y de regeneración de piel de la lavanda.

Anuncios